Configuracion del Bios
El Menú principal de la BIOS
Optimizando el disco duro
Mis enlaces favoritos
Album de fotos
El Menú principal de la BIOS

Una vez en la BIOS, nos encontraremos con una pantalla de menú, en la que, bajo una forma u otra, según el fabricante de la BIOS en cuestión, se nos muestran distintas opcciones, aunque pueden variar de un fabricante a otro:

Basic CMOS setup, Advanced Chipset setup, Integrated Periphals, etc.

Si, por medio del cursor, no situamos sobre una de estas opciones y pulsamos <intro>, accederemos al menú correspondiente a dicha opción.

Una vez en este menú, buscamos la opción que queremos cambiar, la modificamos utilizando <Av. Pág.> y salimos del menú pulsando <Esc.>, para volver al Menú principal.

Para salir de la BIOS hay dos opciones: si pulsamos <Esc>, nos aparecerá una ventana de diálogo que nos dirá algo parecido a 'Quit without saving? y/n'. Si pulsamos <Y>, saldremos de la BIOS, pero los cambios que hayamos efectuado no se guardarán, de forma que no habremos hecho nada. Si pulsamos <N>, volveremos al menú principal.

La segunda opción suele ser una entrada en el menú principal con un tíyulo parecido a 'Save to Cmos & Exit'. Si la pulsamos, nos aparecerá un mensaje parecido a ' Save to setup? y/n' Si pulsamos <Y>, los cambios que hayamos hecho se almacenarán en la BIOS y el PC se reiniciará, utilizando los valores que hayamos modificado. Si pulsamos <N>, el PC se reiniciará, pero sin guardar ninguno de los cambios que hayamos hecho, por lo que la BIOS seguirá tal y como estaba antes de entrar nosotros a ella.

Imagen
Configurar la BIOS para un arranque más rápido

Al arrancar el PC, la BIOS ejecuta inmediatamente una serie de test, muy rápidos, sobre el funcionamiento de los componentes del sistema. Estos test consumen una parte del tiempo de arranque del PC, de forma que se pueden deshabilitar en la BIOS, aunque conviene ejecutarlos de vez en cuando.
Para deshabilitar estos test iniciales, buscaremos en nuestra BIOS una entrada con un título del tipo 'Quick Boot', 'Quick POST' o 'Quick Power on SelfTest' y, de entre las opcciones permitidas, seleccionaremos 'Enable'.


Otra de las acciones de la BIOS en el arranque es un retraso voluntario del sistema, para permitir que el disco duro alcance una velocidad óptima antes de comenzar a ejecutar el sistema operativo. Salvo que nuestro PC tenga discos duros muy viejos o muy lentos, también se puede eliminar este retraso, ya que los discos duros alcanzan esas velocidades sin necesidad del retraso proporcionado por la BIOS.
Para deshabilitar este retraso, buscaremos en nuestra BIOS una opción con un nombre parecido a 'Boot Delay' o 'Power-On Delay', y modificaremos su valor a 'Enabled'.


Por último, como todos sabemos, los PC están configurados para intentar un arranque desde disquete antes del arranque desde el disco duro. Su utilidad es importante, ya que nos permite utilizar un disco de inicio si nuestro sistema se ha quedado 'colgado' y no responde a los intentos de arranque desde el disco duro, pero lo cierto es que podemos desactivar esta opción, pidiendo al ordenador que solo arranque desde el disco duro, ya que, en caso de problemas, siempre podremos entrar en la BIOS y restaurar el arranque desde disquete (si ni siquiera pudiésemos arrancar la BIOS, el problema sería demasiado grave, así que daría igual que el arranque desde disquete estuviese activado).
Para desactivar esta opción, buscamos una entrada del tipo 'Floopy Disk Seek' y la configuramos como 'Disabled'
Imagen